Para aquellos que se encuentran fuera del sistema bancario tradicional, o los que tienen prisa, los establecimientos de cambio de cheques pueden ser un recurso bastante valioso. Estas tiendas permiten a los clientes cambiar en efectivo los cheques, entre otros servicios ofrecidos, por un cargo que varía según las regulaciones locales y la naturaleza del cheque. El atractivo para muchos es que son rápidos, cómodos y fáciles de usar, aunque pagarás un precio por esos atributos.

Los sitios que permiten cambias cheques proporcionan dinero para cheques de clientes, ya sea en efectivo o en una tarjeta de débito prepagada. Casi todos los cheques de negocios y cheques de nómina, así como cheques de beneficios emitidos por el gobierno y reembolsos de impuestos, pueden ser cambiados sin problemas. Muchos negocios también ofrecen algunos servicios de pago de facturas e incluso la capacidad de transferir dinero o de comprar órdenes de pago por ejemplo. Algunos también ofrecen préstamos de día de pago de alto interés.

Para protegerse contra el potencial riesgo de los sitios en cuestión, los lugares de cambio de los cheques tienen procesos que permiten verificar la identidad del cliente y también suelen capacitar a los trabajadores para detectar fraudes. En este sentido tendrás que mostrar la identificación, proporcionar información de contacto, y podrás tener tu foto tomada con anterioridad antes de efectuar el cambio que deseas. La compañía entonces examina el cheque para verificar que es genuino y para evaluar su riesgo. Una vez que está satisfecho, le dice cuánto obtendrá y sus honorarios.

Los beneficios

Algunos clientes usan los negocios de cambio de cheques porque los consideran una alternativa superior a los bancos.

La mayoría de estos negocios tiene más horas que la sucursal bancaria tradicional, con algunas permaneciendo abiertas las 24 horas. Por otro lado, no hay una retención en los cheques en específico, por lo que el dinero está disponible de inmediato y de manera segura. No hay saldo mínimo o cuotas mensuales como en muchas cuentas bancarias de los bancos tradicionales, lo que puede hacer que la banca sea una propuesta costosa para los clientes de bajos ingresos por ejemplo, es por ello que muchos prefieren este tipo de negocios de cambio de los cheques. Las tasas en estos lugares a menudo se muestran en grandes signos similares a los de los restaurantes de comida rápida. Algunas personas prefieren eso a los honorarios ocultos que piensan que consiguen en los bancos.

Lo importante que debes de tener en cuenta es que tanto las instituciones financieras tradicionales como este tipo de negocios de cambio de cheques que realizan las transacciones respectivas para poder ejecutar el cambio, tratan de ofrecer lo mejor de sus servicios a los usuarios, no obstante si eres de las personas que no posee una cuenta bancaria o incluso presentas dificultades para poder llegar al banco más cercano entonces puedes optar por este tipo de negocios en los que se te cobrará una tarifa bastante baja.