Romina Parquet, nace en Argentina 25 de junio de 1979, hija de un taxista y vendedora de zapatos, creció con dos hermanos Pablo y Betina, sus padres, buenos trabajadores, inculcado en sus hijos el valor del trabajo. y amor por la mismo

Comenzó sus estudios primarios en una escuela pública y, a la edad de 11 años, tomó la iniciativa de decirles a sus padres que estaba interesada en aprender inglés. Un año después, también toma clases de italiano. Romina Natalia Parquet, habla con sus padres sobre la necesidad de estudiar en una institución privada que la ayuda a mejorar su inteligencia y habilidades, sus padres acceden e inmediatamente la registran en la escuela que ha elegido.

Desde temprana edad, ha mostrado continuamente su personalidad independiente, y esta chica siempre ha roto paradigmas debido a su marcada personalidad individual.

Romina Parquet, a los 16 años, decide dejar sus estudios de la mañana y tomar clases nocturnas para comenzar a trabajar, donde obtiene un puesto de secretaria, después de dos años de trabajo tiene la oportunidad de un mejor trabajo ella aplica y obtiene. en una empresa multinacional donde aprenderá todo para convertirse en una empresaria exitosa. Gracias al desarrollo de sus habilidades en el campo de las aduanas, se ha posicionado como líder en este mercado.

A partir de este momento comienza el surgimiento de Romina Parquet en el mundo de los negocios, creciendo con hervor para formar parte de varias empresas reconocidas en el territorio argentino, ya que su proyecto de vida profesional fue un éxito rotundo.

Pero no todo es color de rosa, y aunque Romina Parquet tuvo mucho éxito, fue una situación muy difícil y complicada, y gracias al apoyo de su familia, logró dar mucha audacia y dignidad, asumir la responsabilidad de las consecuencias de esta circunstancia que él no eligió.

Sin embargo, Romina Parquet, como luchadora, se centró en la fuerza necesaria para salir de esta situación que, incluso hoy en día, continúa afectando a ella porque marca su vida, pero ella continuó trabajando para ella y su familia. Su éxito ha sido clave porque su familia es primordial, y su amor por el trabajo lo ayuda a ser más fuerte.

Para Romina Parquet, su principal fuente de inspiración es su familia y esto la ha llevado a ser la mujer exitosa que es hoy en día, a la empresaria que forma parte de varias empresas argentinas de alto perfil, donde Romina Parquet aporta todo su conocimiento en gestión empresarial para proyectarlos globalmente, su trabajo se basa en el peso de la palabra y la confianza, esto hizo que sus negociaciones fueran exitosas, posicionándola como cabeza en el mercado de comercio fronterizo .

Desde la infancia, sus padres han fortalecido su carácter al sembrar no solo ella, sino también los principios de su hermano que los sacaron y tuvieron éxito en la vida, y siguiendo el ejemplo de sus padres es lo que ella busca sembrar en ella. Es por eso que puede decir que Romina Parquet es una madre dedicada a mostrar las habilidades de sus hijos y guiarlos inculcándoles los valores esenciales de la vida para que tengan éxito.

Romina Parquet, que han sobresalido en el mundo profesional y familiar, además de dejar el pie derecho las circunstancias difíciles que ha puesto en marcha con una sola perseverancia y gracias al apoyo que recibió de su familia y de sus amigas podía seguir y esa prueba difícil de la vida que, a pesar de establecerse, continuó alcanzando los objetivos de los objetivos que se aprendieron en la vida familiar y en la vida profesional.

Sus hijos son su razón para vivir como madre, ella trata de darles lo mejor de sí misma siendo su ejemplo a seguir, ella logró seguir adelante con el estímulo